< /head>
El Ropero de Manuela | Un truquito para la perfecta higiene de tu piel
Blog de moda y lifestyle Fashion Blog where you will find outfits, streetstyle, trends, inspiration, beauty and lifestyle. Blog de moda en el que podrás encontrar tendencias, looks, decoración, recetas y mucho más.
moda, fashion, outfit, look, lifestyle, tendencias, blogger, lookbook
3276
post-template-default,single,single-post,postid-3276,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Un truquito para la perfecta higiene de tu piel

Tenemos mil y una sombra de ojos, diferentes tonos de coloretes para cada ocasión, etc, pero pocas veces nos acordamos de lo importante que es la higiene de nuestros pinceles. Muchas veces, los granitos son el resultado de un mal uso de los pinceles con los que nos pintamos. Si queremos que esto no nos pase más, toma nota.

Cualquier pequeña infección que pueda tener nuestra piel, cuando arrastramos con el pincel, nos la llevamos, luego cogemos el pincel o la brocha y la pasamos por la pintura, la volvemos a aplicar en nuestro rostro y, al día siguiente, igual. Y nos decimos a nosotras mismas…Llevo días con estos granitos y no se me van, ahora me ha salido en la otra mejilla, etc. En fin, el cuento de nunca acabar. Usamos productos caros para que se nos sequen esos “malditos” granitos, pero no caemos en la cuenta de que quizás eso nos lo está provocando una mala higiene de nuestros pinceles y brochas de pintura.

Para acabar con este problema, el consejo es de lo más práctico, sencillo y barato.

Una pastilla de jabón verde (de las de toda la vida) siempre en el mismo cajón donde guardamos nuestras pinturas, para que no se nos olvide.

Así que como mínimo, una vez cada dos semanas deberíamos hacer limpieza de nuestros pinceles. Simplemente hay que frotar suavemente la zona de los pelos de las brochas por la pastilla y enjuagar bien. Una vez terminado el proceso, se les aplica un poco de marcarilla del pelo y se deja como una media hora. Tras ese tiempo, aclaramos bien con agua y listo. Nuestros pinceles quedarán como nuevos. Además, si adquirimos este hábito, nuestros pinceles durarán mucho más. Yo llevo años con los mismos pinceles y los tengo como nuevos.

Ah, y un último consejo….LOS PINCELES NO SE PRESTAN, ni los lápices de ojo, ni el rimel, ni las pinturas… Puede sonar feo, pero ¿prestarías unas braguitas? ¿A que no? Pues las cositas de la cara son de higiene personal e íntima, igual que la ropa interior.

¡Besos!

1 Comment
  • María E.

    17 abril, 2012 at 12:52 Responder

    Me gusta tu truco. Yo también los lavo congua y jabón pero voy a seguir tu truco de la mascarilla. Ah! y soy de la misma opinión de que las brochas no se prestan.

Post a Comment