< /head>
El Ropero de Manuela | Un aplauso, señores….
Blog de moda y lifestyle Fashion Blog where you will find outfits, streetstyle, trends, inspiration, beauty and lifestyle. Blog de moda en el que podrás encontrar tendencias, looks, decoración, recetas y mucho más.
moda, fashion, outfit, look, lifestyle, tendencias, blogger, lookbook
3655
post-template-default,single,single-post,postid-3655,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

Un aplauso, señores….

Paola ya tiene ocho meses y desde hace dos, toca las palmitas, le ha cogido el gustillo y se pasa el día aplaudiendo, cada vez más fuerte. Es como si me alabara mis tareas con ella en un momento de mi vida en el que el 90% de las cosas que hago son únicamente para cubrir sus necesidades. Le lavo la ropa, le hago la comida, le cambio de pañal una y otra vez, ahora el baño, que si la papilla de frutas, que si tiene mocos, un poquito de destemplanza,…Voy a comprarme ropa y llego a casa sin nada para mi y cargada de cosas para ella,…y me aplaude, jjjejjejeje. Así que me apetecía escribir sobre la importancia de los aplausos y se preguntarán, ¿Qué tiene que ver esto con la moda? Pues si, los aplausos deberían ser tendencia.

Imaginaos en vuestro trabajo, un día, otro día; vuestras tareas diarias, todo lo que hacemos forma parte de una cotidianeidad tal que, a veces, terminamos con éxito esas tareas y empezamos otras sin que nadie se moleste en darnos un simple golpecito en la espalda.

Siempre pensé que los aplausos son un motor para empezar desde arriba, te dan fuerzas y acaba sacando lo mejor de ti.

Y pensando, pensé (valga la redundancia) que debía ser muy ingrato el levantarte cada día, organizar las jornadas de tus hijos, cuadrarlo todo para que te de tiempo de prepararlos, desayunar, salir con el coche, llegar al trabajo habiéndote tragado un atasco, aparcar bien (si formas parte de aquellas personas a las que le acompaña San Cristobal), empezar tu jornada laboral llena de complicaciones que resolver, llegar a casa, preparar la comida, que coman todos, recoger la mesa, preguntarle a tus hijos qué tal les ha ido la mañana, volver a irte al trabajo, hacer la compra al salir de allí, bañar a los niños, darles de cenar, limpiar la casa, ordenar papeles, acordarte de las citas médicas de toda familia, poner una lavadora, cenar mientras tanto, tenderla y dejar preparado el plan de comida de mañana, y por fin…irte a dormir para volver a empezar al día siguiente. Sólo con que en algún momento del día alguien te ofreciera un aplauso, te sacaría la mejor de tus sonrisas y verías recompensado muchos de los esfuerzos que después de tanto tiempo forman parte de la rutina y acaban siendo una obligación.

Imaginaos después de un día así, que digas: que descanséis, me voy a dormir. Y cuando estuvieses metiéndote en la cama entraran todos en la habitación y te ofrecieran un fuerte aplauso por tan buen trabajo; O en la oficina, un día cualquiera, terminas tu tarea y dices: …me voy a casa, ya está bien por hoy. De pronto,  la gente se va levantando a tu paso y un aplauso al fondo acaba contagiando al resto y todos te aplauden fuerte por tan buen trabajo, y aplauden… y aplauden…. Te daría fuerzas para coger más impulso, para seguir adelante, para mejorar….Sería algo fantástico, ¿verdad?

Así que, desde El ropero de Manuela queremos plantar nuestra primera semilla, por eso ahí va nuestro más SINCERO APLAUSO para vosotr@s. Para las jóvenes que luchan por ser independientes en época de crisis y trabajan por pagar su hipoteca, para los que se reinventan, por las madres que tanto tiempo nos dedican, por los padres, los abuelos que se hacen cargo de los nietos para que podamos despejarnos de vez en cuando, a los que estudian para forjarse un futuro, a los que llegan a duras penas a fin de mes pero llegan, a los jefes y jefas que reconocen el esfuerzo de los que están a su mercé, a los luchadores, a los emprendedores, a los que están abiertos al cambio, a los amigos que están para pasar buenos ratos contigo y para ofrecerte un hombro cuando estás triste. A los cafés de por la tarde que invitan a la charla, a la competencia porque lucha por estar ahí y te lo pone difícil para que no te acomodes, a los vecinos que te sostienen la puerta cuando te ven cargado, al conductor del bus que me espera paciente cuando me ve que corro hacia la parada…; En definitiva, a todos aquellas personas que consiguen y ponen de su parte para que nuestra rutina sea un poquito más fácil. Y por supuesto, a las lectoras y lectores de El ropero de Manuela porque son el motor para que siga publicando.

 

[youtube height=”360″ width=”480″]http://www.youtube.com/watch?v=2qeoeS8D07Q&feature=youtu.be[/youtube]

La grabación no es muy buena pero da igual, en este caso es más importante el contenido que el continente, así que sube el volumen de tu ordenador;) ¿Has pensado ya quién se merece tu aplauso? Si ya tiene nombre y apellidos, ¿a qué esperas?

Besos
Hasta mañana

6 Comments
  • Claudia

    27 junio, 2012 at 10:44 Responder

    PLAS, PLAS, PLAS, PLAS, PLASSSSSS!!!!! Este aplauso va para ti, Manuels!! y otro para mi: PLAS, PLAS, PLAS, PLASSS!!!! Jejejejeje. Un besazo!!!

    • manueladeltoro

      27 junio, 2012 at 10:50 Responder

      Claudia! Claudia! Claudia! Pues si, nos lo merecemos;) besos

  • María E.

    26 junio, 2012 at 16:31 Responder

    Un super aplauso para toda mi familia, mis amigos y mis compis por hacerme la vida más facil y divertida!!! Sobre todo a mi madre por lo tuppers de cada día!!!! Plas, plas, plas!!!!

    • manueladeltoro

      27 junio, 2012 at 07:35 Responder

      Jjjejejjeje….me encanta!! Plas, plas, plas

  • Isa Almagro

    25 junio, 2012 at 20:08 Responder

    Bravooooooooooooooo…!!!!!!

    • manueladeltoro

      25 junio, 2012 at 21:01 Responder

      Jajjjaja…Isabel Almagro eres genial!!! Muuak

Post a Comment