< /head>
El Ropero de Manuela | 2011 abril
Blog de moda y lifestyle Fashion Blog where you will find outfits, streetstyle, trends, inspiration, beauty and lifestyle. Blog de moda en el que podrás encontrar tendencias, looks, decoración, recetas y mucho más.
moda, fashion, outfit, look, lifestyle, tendencias, blogger, lookbook
0
archive,date,ajax_fade,page_not_loaded,,select-theme-ver-3.7,wpb-js-composer js-comp-ver-5.0.1,vc_responsive

¡Sube el tono de tus prendas!

Ya lo adelantaba Gucci en las pasarelas y se cumplió…
Se llevan los colores fuertes, mezclados entre sí. Esta tendencia que ya está en las calles y que la tendremos presente toda esta primavera-verano, se conoce como “color block”.
Nuestras celebrities ya lo han lucido por muchos eventos aunque algunas han optado por ponerse el conjunto Gucci tal cual los vimos en la pasarela, para no improvisar demasiado, no se vayan a equivocar. Aún así, a mi me encanta. Es el caso de Sara Carbonero y Camilla Belle que lo lucen así de bien…

Pero buscando por las tiendas, sólo he conseguido encontrar algo parecido a buen precio para nuestros bolsillos en Zara. Hay tanta variedad que se pueden hacer conjuntos fantásticos que reflejarán bastante fiel el look “color block” que tanto se lleva.  

Y tú, ¿te atreves a mezclar colores? ¡Yo ya lo he hecho y no sólo favorece sino que sube el ánimo!

la belleza…

Hola,
esta semana navegando por la red llegó a mis manos este cuento. Tenía previsto otro post sobre tendencias pero me pareció interesante compartirlo con vosotras. Porque aunque la moda es un hobbie que me apasiona y a la que le dedico horas de mi vida, siempre pienso que de nada sirve llevar un vestido bonito que sea de última tendencia si la persona que lo viste no se siente espectacular también sin llevar ese vestido. La moda es un complemento que nos acompaña, pero antes, debemos sentirnos guapas sin ningún aderezo, simplemente, ¡guapas!

Y si tenemos un trasero generoso, lucirlo con orgullo; unos kilitos de más, llevarlos con encanto.
Os pongo el ejemplo de mi nombre. Desde que tengo uso de razón he escuchado todo tipo de idioteces con respecto a mi nombre; que si era de mujer mayor, que si era antiguo… Cierto es que de pequeña no me acababa de convencer. Le di veinte mil vueltas y, en mi adolescencia, cuando me tenía que presentar en algún sitio o me presentaban a alguien, lo pasaba realmente mal. En casa siempre me decían: -El nombre no hace a la persona, la persona hace al nombre-. Estaba harta de escuchar esa frase hecha. Todo cambió un día. Tenía diecisiete años y fui un casting para una serie a la que se habían presentado unas 300 personas. Un señor salió, atravesó la multitud de gente, se dirigió directamente a mi y me dijo: -MANUELA se te ha olvidado rellenar unos datos en la ficha-. ¿Cómo se podía acordar aquel hombre del nombre de toda la gente que estaba allí? Sencillamente, mi nombre le impactó y no se le olvidó. Eso simple hecho me hizo darme cuenta de lo positivo que podría ser llamarme así y desde ese momento empecé a decir mi nombre cada vez que me presentaban a alguien con seguridad y orgullo. Nadie más se rió de él, era yo la que lo ridiculizaba. Ahora…ME ENCANTA LLAMARME MANUELA. (Por cierto, me dieron el papel de la serie)

Lo mismo pasa cuando estás en casa y te colocas un sombrero, un pañuelo o un tocado, en definitiva, algo que te encanta; te miras al espejo y te sientes bien… pero a la hora de salir a la calle, el sentido del ridículo se apodera de ti y dices, mejor me lo quito….¡NUNCA! Si te gusta a ti, a la gente seguro que le va a gustar porque lo llevas con seguridad. No puedes ir por la calle pensando que llevas una bombilla encendida en la cabeza.

Así que he decido compartir este video con vosotras por la sencilla razón de que:
– De los 15 a los 25 quería ser como las modelos de las revistas y lo peor es que creía que lo conseguiría con todos los potingues y demás.
– De los 25 a los 30 descubrí que todo lo que había hecho me había servido para empezar a aceptarme con mis virtudes y mis defectos. Y ahora estoy encantada con mis kilos de más o de menos, con mis curvas de más o de menos, con mis arruguitas de la risa…y dentro de todo eso lo que hago es intentar sacarme partido sin pasar hambre y disfrutando de la comida, no haciendo deporte por obligación, para cubrir los estándares, si no por diversión…

EL MALTRATO SUTIL

Aprovecho para compartir con vosotras una cita del escritor Paulo Cohelo que siempre suelo tener a mano…

…Sobre la elegancia…

…Se suele confundir la elegancia con la superficialidad, la moda, la falta de profundidad. Se trata de un grave error: el ser humano debe tener elegancia en sus acciones y en su postura, porque esa palabra es sinónimo de buen gusto, amabilidad, equilibrio y armonía…
Paulo Cohelo, “COMO EL RÍO QUE FLUYE”. Pág. 143.

Y recuerda…BAILA COMO SI NADIE TE ESTUVIESE VIENDO;)

¿Tú también sigues la serie “Qué me pongo” by Mango?

¿También sigues la serie de Mango? A mi me parece una idea muy original para mostrar las nuevas colecciones.

Os de jo los enlaces para que les echéis un vistazo…

Estad atentas porque en breve tendremos otro detalle con las seguidoras del blog. Un nuevo sorteo está por llegar;)

Este verano, ¿mochila o riñonera? tú decides…

Este verano, mochila o riñonera, aunque si quieres estar a la moda parece que hay que decir “hip bag” (bolsa a la cadera), vamos, la riñonera de toda la vida…

Si te decantas por la mochila

éstas son algunas de la propuestas que pudimos ver en la colección S/S 2011 de TCN. Os he puesto casi todo el desfile porque aunque en algunos looks las modelos no lleven mochilas, las otras alternativas también están de lujo:

En cuanto a las “hip bags” (riñoras), estás son algunas de las propuestas que pudimos ver en la pasarela, aunque parece ser que las tiendas low cost no se han apuntado a ninguna de las dos “must have” de esta temporada, sin rastro de mochila ni de riñoneras. Esperemos que se pongan las pilas pronto y en breve podamos lucirlas a la espalda o a la cadera como estas riñoneras:

Y tú por cuál te inclinas, ¿prefieres mochila o riñonera?

Yo estoy deseando ponerme una en la cadera, en cuanto las empiece a ver en las tiendas “low cost”, me hago con una.